Qué es el Consorcio >

Valores y conducta

Misión

  • Representación y defensa de los asociados. El CSC presta a los asociados un marco de protección, refuerzo y desarrollo de sus funciones en relación a los servicios sociales y de salud. Defiende sus intereses y los representa ante la administración y los agentes sociales.
  • Promoción de la proximidad y la integración. El CSC promueve la prestación de servicios de salud y de atención social desde la proximidad, favoreciendo los equilibrios territoriales y la equidad, desde un modelo que favorece la continuidad asistencial y la integración de los proveedores.
  • Autonomía y empresarialización. El CSC impulsa el mantenimiento, en la red de proveedores, de los valores de la autonomía de gestión, el buen gobierno y la transparencia, aportando la experiencia y el conocimiento necesarios que faciliten la profesionalidad y la empresarialización.

Visión

  • El CSC quiere prestar servicios de alto valor añadido a sus asociados y colaborar en la definición de modelo, adaptándose a las nuevas situaciones de los centros sanitarios y de atención social y del mundo municipal.
  • El CSC quiere ser un referente de la gestión pública empresarial, capaz de articular un grupo de provisión de servicios y de consultoría en Cataluña y en otros territorios.
  • El CSC quiere avanzar en estos objetivos mediante alianzas que sean positivas para sus asociados y le aporten fortaleza financiera y relacional.

Valores

  • La vocación de servicio público, con independencia política
  • La incorporación de principios éticos y responsabilidad social en la toma de decisiones.
  • La proximidad a las personas y el fomento de la representación y participación de los ciudadanos.
  • La promoción de la cooperación y del desarrollo del conocimiento como base para la innovación.
  • La defensa de la transparencia y la eficiencia en la gestión de recursos de terceros, públicos y privados
  • La práctica del buen gobierno en las instituciones de los ámbitos de salud y de atención social.
  • La defensa del consenso político y social en las decisiones relacionadas con la gestión pública de los ámbitos de salud y de atención social.
  • La mejora continua de la eficacia del sistema de gestión de la calidad
Código de buen gobierno (en revisión)